Desafío #21: 5 Minutos

Aquí guardaremos todos los desafíos que ya se encuentran cerrados. ¡Pasen y vean las cosas geniales que se hicieron en el foro!

Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Administracion » 01 Oct 2018 10:17

Desafío #21:

5 minutos


Imagen
En cinco minutos te podés hacer un té pero también podés escribir un bello fic para este desafío! Los invitamos a participar escribiendo una historia donde todo transcurra en apenas cinco minutos de la vida del personaje que elijan, tanto del RPG como del canon de HP. La única restricción es que no se pueden usar flashbacks pero sí introspección.

Puede ser tan breve o extenso como deseen, puede explorar emociones o acciones, esos cinco minutos pueden ser algo muy breve pero también significativo y cambiarlo todo para el personaje.

Tienen tres semanas para participar, por lo que recibiremos escritos hasta el 31 de Enero a las 23:59 hs. (GMT-3). Luego tendrán una semana para votar y anunciaremos los ganadores, como siempre.

Los premios serán:
1º puesto: 1 cromo de ORO.
2º puesto: 5 cromos de PLATA.
3º puesta: 3 cromos de PLATA.

Los demás concursantes ganarán 1 cromo de PLATA por participar.

Posteen su historia como respuesta a este post inicial, con la siguiente forma:

Código: Seleccionar todo
[b]Título:[/b]
[b]Tipo:[/b] (Humor, Angst, drabble, etc.)
[b]Personajes:[/b]
[b]Cantidad de Palabras:[/b] (opcional)
[b]Comentarios:[/b] (opcional)[/quote]


Al participar del concurso, el jugador le otorga permiso a la administración para poder reproducir el escrito en las redes sociales con la intención de fomentar el uso del foro, dando siempre el crédito debido al autor. Ante cualquier duda o pregunta, no tengan miedo de consultar.

¡A tomarse cinco minutos y a escribir!
Imagen
Avatar de Usuario
Administracion
Administrador
 
Mensajes: 339
Registrado: 19 Oct 2006 00:06

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor June Underwood » 10 Ene 2019 01:52

    Título: Conejillo de Indias
    Tipo: Humor
    Personajes: Dax Winslowe, Ichabod Winslowe, June Underwood.
    Comentarios: Hola, vengo a hacerle propaganda a mi Twitter del RPG.

    "Cinco minutos, te lo juro" dijo June. Ichabod sintió las manos de ella hacer algo cerca de su cabeza, pero ya no sabía qué. "Cinco minutitos más y terminamos" tieso en la silla como estaba casi se sobresalta cuando el rostro de June apareció tan cerca en su campo de visión. Le sonreía, para colmo, con ese gesto comprador que detestaba por lo útil que era.

    Un encantamiento de burbuja le cubría el cabello, sentado en el living de la casa de sus abuelos. Dax lo miraba, sentado en el piso, mientras ojeaba una revista de las que había dejado June sobre la mesita ratona.

    "Voy a tener que llevarte de ayudante" bromeó ella, hablándole a Dax. Él pasó la vista de su primo a la ahora-rubia, con una sonrisa. "Y a ti" agregó June, nuevamente bajando la cabeza para meterla en el campo de visión de Ichabod demasiado cerca como para estar cómodo "de modelo de cabellera".

    "Ni lo sueñes" dijo Ichabod. "Solamente hago esto porque te debía un favor, y quedamos a mano" se cruzó de brazos, sintiendo como la burbuja en su cabeza sonaba como llena de líquido.

    "Sí, y digamos que yo no sé si sería un buen ayudante" dijo Dax, dejando la revista sobre la mesa.

    June caminó hasta el sofá y miró a ambos decepcionada. La alfombra bajo sus pies era cómoda, y sus medias rosas hacían un contraste adorable que no lograban distraerla del pucherito que hizo con los labios.

    "¿Por qué no, Dax?" preguntó June, mientras Dax le daba un tironcito juguetón a su media izquierda. June intentó pisarle la mano con el pie derecho, pero él era mucho más rápido. Ichabod los miraba serio desde la silla, incapaz de moverse demasiado por miedo a que la burbuja explotara sobre sus hombros.

    "No sé" dijo él, poniéndose de pie. June lo miraba con curiosidad, e Ichabod se sintió repentinamente incómodo. Algo en la forma de hablar de su primo estaba lanzándole señales de alerta. "Puede que te haya pasado alguna que otra poción mal" sonrió mostrando los dientes.

    "¿Qué?" dijo Ichabod, mientras notaba la mirada aterrorizada de June. "¿¡Qué hiciste!?" preguntó, poniéndose de pie abruptamente.

    "¡Nada!" exclamó Dax entre carcajadas, sacando la varita de su bolsillo y apuntándolo a la cabeza de Ichabod. La burbuja, opaca y gris como si contuviera un pesado humo dentro de ésta, explotó suavemente. A pesar del ruido a líquido que había escuchado Ichabod, nada lo mojó. De hecho, lo único que sintió fue un suave olor a vainilla.

    Dax no paraba de reír, alejándose hacia la salida de la casa sin poder dejar de mirar a su primo, caminando de espaldas a los tumbos. June, que se había puesto de pie, se cubría la boca con las manos.

    Ichabod caminó unos pasos hacia el cuadro más cercano, para ver su reflejo: un joven alto y atractivo, calvo excepto por un pequeño mechón de cabello rizado saliendo por encima de su frente.
Imagen
Avatar de Usuario
June Underwood
Gryffindor
Gryffindor
 
Mensajes: 330
Registrado: 26 Mar 2015 04:23
Ubicación: Comrie, Escocia

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Diana Harrington » 10 Ene 2019 02:23

    Título: Noche de verano
    Tipo: Romance, ponele.
    Personajes: Riurik Lodbrok & Meg Summers
    Comentarios: ODIO PONER QUIÉNES SON LOS PERSONAJES T_T Están pero con el color de fuente en negro haha.




    La brisa veraniega comenzó a sentirse más como una incomodidad que un alivio sobre la piel.

    Notó que ella tenía las manos frías, así que juntó coraje y tomó una suavamente, como si se tratara de un pichoncito, para protegerla entre las propias. Riurik no sabía porqué, pero cuando estaba con ella siempre sentía sus propias manos cálidas. Notó que la mano de ella era tan pequeña que podía envolverla con una sola de las propias, dejándole una mano libre.

    Sentados lado a lado esa noche de verano en el puente bajo sobre el By Brook, ella apoyó su cabeza en el hombro de Riurik. El pueblo estaba apenas iluminado, pero podía ver el reflejo de la silueta de ambos sobre el agua que corría lentamente bajo sus pies.

    Riurik bajó la mirada, sintiendo la mejilla fría de Megan contra su pecho. Con la mano libre se animó a tocarle el cabello, oscuro y suave como la noche misma. Ella, sin aviso, alzó la cabeza y levantó el mentón para posar sus labios sobre los de él brevemente.

    Sintió la mano fría de Megan bajo su camiseta, sus dedos largos posados suavemente sobre su estómago, que hizo que cerrara los ojos. Sus labios se separaron, se volvieron a unir.

    Se detuvieron cuando escucharon pasos sobre la calle empedrada de Water Lane, y Megan aprovechó a liberar la mano que Riurik le había sostenido cuatro minutos atrás. Miró su reloj.

    "Gracias por venir" dijo con una breve sonrisa. Sus ojos cafés resplandecían como el agua. Lo soltó y colocó en sus manos un viejo sifón de soda, antes de empujarlo del puente. El traslador hizo efecto antes de que Riurik hiciera contacto con el agua, devolviéndolo a pocos metros de su casa. No sabía si era por el traslador o por Megan, pero el estómago se le había convertido en un mariposario.
Imagen
Avatar de Usuario
Diana Harrington
Gryffindor
Gryffindor
 
Mensajes: 161
Registrado: 20 Ago 2015 23:26
Ubicación: Gryffindor 6to

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Winston Harrington » 10 Ene 2019 02:44

    Título: Contrarreloj
    Tipo: General
    Personajes: Josephine Harrington (y otros mencionados muy al pasar)
    Comentarios: La última línea la robé del sketch de la Heladería Los Pelados, perdón.




    El imbécil que había encantado el traslador había hecho un pésimo trabajo. La lechuza decía claramente que prefería llegar una hora antes a estar con el tiempo justo, y que el partido empezaba a las 3 PM. ¿Y a qué hora programó el traslador? 2:45 PM.

    Josephine podía escuchar en su cabeza una cacofonía de voces que ya la estaban regañando. El entrenador, las compañeras, su papá, sus hermanos, el abogado. Todos diciéndole que tendría que haber ido con el equipo hasta Inverness los días antes, que al menos tendría que haber pasado la noche allá para no estar a las apuradas el día del partido.

    Su escoba estaba ya esperándola en el estadio, por lo que ni siquiera podía subirse a ésta y volar para llegar antes de que el réferi hiciera sonar el silbato. En realidad, aunque estuviera cargando con su escoba y corriendo por las calles escocesas, tampoco podría simplemente subirse a su escoba si es que quería evitar problemas con el Ministerio. ¡Todo era tan difícil!

    Corrió como si su vida dependiera de eso. Quizás, siendo más realistas, lo que dependía era su trabajo. Era su primer oportunidad de demostrar que se merecía el puesto de cazadora. No sería ideal comenzar el partido agitada, con el uniforme apenas puesto, pero Josephine nunca había sido muy correcta con esas cosas. Su agente le había dicho que hasta podía terminar siendo su característica particular, la rebelde del equipo. Lamentemente eso la haría más conocida, y eso le conseguiría más contratos comerciales, que significaba dinero y atención que ella no quería ni necesitaba.

    Podía ver el estadio, el guardia le hacía señas con la varita para que se apresurara. Odió tener las piernas tan cortas, odió al tipo del traslador y también odió que no la obligaron a viajar con el resto del equipo dos días antes.
    Josephine tomó aire e incrementó la velocidad de sus pasos. Su pie derecho se interpuso a medias en el camino de su izquierdo. Sintió su tobillo doblarse, la punzada de dolor paralizarle la pierna mientras caía.
    La señora que vendía gorritos de los equipos se le acercó a Josephine, quien adolorida en el piso se sostenía el tobillo esguinzado.

    "¿Estás bien, querida?" preguntó la mujer dulcemente, su tono de voz apenas capaz de ocultar su preocupación.
    Josephine alzó la vista, con los ojos llenos de lágrimas hacia la mujer.
    "¿¡Por qué no se va un poco a la mierda, señora!?"
Imagen
Avatar de Usuario
Winston Harrington
Gryffindor
Gryffindor
 
Mensajes: 1351
Registrado: 26 Mar 2014 16:22
Ubicación: Plymouth

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Ceri Bellamy » 10 Ene 2019 02:56

Título: Tres, dos, uno.
Tipo: Drama
Personajes: Ceri Bellamy, Sam McClain (menciones al pasar de Gretchen Crowley y Freya Bishop)



    11:34
    Ceri inhaló con fuerza y cerró los ojos. Madame Crowley, la pelirroja partera, había encantado sus rodillas para mantenerlas separadas, y su vergüenza se había ido en el momento que le habían dicho que estaba embarazada. Nunca nada la había llenado de tanta felicidad, nunca nada le había dado tanto sentido a su vida. Pujó, sintiendo la visión borrosa por el esfuerzo.

    11:35
    A su lado, Sam le tomaba la mano. Esa pobre mano, de dedos gruesos y varoniles, soportaba como podía los apretujones violentos con una fuerza que ni él ni ella sabían de dónde provenía.

    11:36
    Ella sintió que la habitación le daba vueltas, dejó de pujar. Intentó sostenerse de la mano de él, pero no sentía sus propios dedos, y el calor de los ajenos en su palma desaparecían en un sudor frío. El medimago le pidió que pujara, y la partera notó que el encantamiento parecía desvanecerse en el aire por la falta de resistencia.
    "La estamos perdiendo" dijo Crowley.
    Él apenas llegó a atrapar en su mano la de Ceri, desvanecida.

    11:37
    "Eclampsia" dijo el medimago, antes de tocarse el cuello con la varita. "Bishop, Harley, habitación 1129" resonó en los pasillos de San Mungo. Freya Bishop, una joven medimaga, acababa de aparecerse en la habitación. La sala repentinamente se había llenado de luces casi enceguecedoras.
    Crowley lo tomó del brazo y lo llevó hasta la puerta. "Espere afuera, por favor" pidió firme y breve antes de darse media vuelta, para asistir a los medimagos. El tiempo pasaba rápidamente, pero todos los movimientos y reacciones parecían congeladas, dilatadas en el momento.

    11:38
    Sam estaba afuera de la habitación. Escuchaba la voz de Bishop que ordenaba a los gritos que volvieran a intentar el encantamiento respirador en la paciente. Un llanto de bebé, débil. Antes de que terminara el segundo, silencio absoluto.
Imagen
Avatar de Usuario
Ceri Bellamy
Gryffindor
Gryffindor
 
Mensajes: 359
Registrado: 16 Ene 2014 13:14
Ubicación: Carmarthen, Gales

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Mason Storstrand » 11 Ene 2019 23:24

    Título: Vainilla & Coco
    Tipo: Drama
    Personajes: Agatha McGee, Kevin Broadmoor



    Había tenido un buen día. Por la mañana había desayunado té con galletas dulces respondiendo la lechuza de su hermano.
    Después del almuerzo había visto un perro muy bonito jugando en la plaza que se le acercó con una pelotita de tenis en la boca para que se la arrojara. Por la tarde había encontrado en el supermercado una marca de yogurt que hacía meses que no encontraba por ningún lado, en su sabor favorito.

    Pero, mientras caminaba de regreso a su casa para la cena, todo su buen humor se desmoronó en cinco minutos.

    Primero lo vió parado en la puerta de un restaurant, y demoró unos segundos en reconocerlo. Kevin.
    ¡Kevin!
    Hacía meses que no lo veía. El programa de mentores en San Mungo había terminado hacía dos años y aunque intercambiaban tarjetas navideñas, no se habían visto desde entonces. A ella le daba vergüenza pedirle que se vieran, y sabía que él estaba ocupado. Todos los domingos compraba El Profeta Diario para leer su columna en el suplemento deportivo.

    Caminó, la bolsa de supermercado balanceándose a su lado y golpeándole la pierna con cada paso apresurado.

    Lo observó girarse y hablarle a una mujer que salía del restaurant. Ahora que lo observaba con detenimiento, él estaba sosteniendo una pequeña cartera de mujer en una mano. La mujer se rió y se puso en puntas de pie para besarlo en los labios. El brazo de él la rodeó por la cintura, devolviéndole el gesto antes de que comenzaran a caminar hacia ella.

    Entró en pánico. No estaba segura de que él la estuviera viendo, pero no importaba: se le escapó la bolsa de la mano mientras daba media vuelta y caminaba apresuradamente hacia la calle para cruzar por medio de ésta. Caminó rápido para llegar a la vereda delante de un automóvil muggle que desaceleró al verla y, sin mirar hacia atrás, corrió los siguientes cuatro minutos hasta las escaleras de entrada de su casa.

    No sabía si él la había visto. Si había notado la bolsa en el piso con el yogurt de vainilla y coco, si él y esa mujer sabían exactamente lo que había sucedido. Lo único que sabía era que ella no tenía derecho a estar angustiada, con el pecho acelerado por el esfuerzo y la tristeza, y sin poder soltar una sola lágrima.
Imagen
Avatar de Usuario
Mason Storstrand
Hufflepuff
Hufflepuff
 
Mensajes: 267
Registrado: 07 Mar 2011 22:50
Ubicación: Hackney, Londres

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Val Zelinski » 11 Ene 2019 23:44

    Título: Rehabilitación
    Tipo: Romance
    Personajes: April Zimmer
    Comentarios: Los fics son para escribir ficción, ¿no?




    April sacó del horno una bandeja humeante. El olor a comida quemada inundó la habitación mientras dejaba los restos de la cena sobre las hornallas apagadas, indecisa entre si lo correcto sería cerrar la puerta del horno para dejar de llenar de humo la cocina o dejarlo abierto para no arruinarlo.

    Tosió, el humo le irritaba la garganta y le hacía arder los ojos. Abrió todas las ventanas, cerró la puerta del horno y espió por la puerta de la cocina hacia la mesa del comedor. Él acababa de bajar las escaleras y estaba caminando hacia ella.

    "¿Otra vez, April?" su voz preguntaba mientras tomaba asiento en la mesa frente a los platos vacíos. Dos niños rubios miraban a su padre tratando de aguantar la risa.

    "Soy un desastre" dijo ella, apenada, animándose a abrir la puerta de la cocina. Respirar el aire fresco del comedor hizo que se diera cuenta que estaba dejando entrar la humareda, pero él había sacado la varita del bolsillo de la camisa y lo estaba empujando hacia una de las ventanas abiertas de la cocina.

    "No eres un desastre" insitió él. "Trae la bandeja, por favor" pidió, todavía ocupado despejando el humo del comedor. Los niños estaban sirviéndose agua en los vasos: el mayor sostenía la jarra con ambas manos, vertiendo cuidadosamente en el vaso que sostenía su hermanito menor.

    April dejó la bandeja humeante en el centro de la mesa, cerrando la puerta que daba a la entrada de la cocina con el pie. Los niños miraron a su mamá con una sonrisa apenada. Alex inspeccionó el trozo de carne y con la varita hizo desaparecer los vegetales carbonizados que lo rodeaban.

    "No se quemó del todo" anunció él victoriosamente, mientras April tomaba asiento en la mesa. Los niños le alcanzaron un vaso de agua. Alex removió las primeras capas de carne quemada, haciéndolas desaparecer de la bandeja.

    "Lo siento, solamente quería darte un descanso. Siempre cocinas tú" dijo ella, tomando el vaso con ambas manos para relajar el calor de la bandeja que había estresado sus manos. Le sonrió a los niños como agradecimiento, mientras un trozo de carne flotaba hacia su plato. Parecía comestible. Había suficiente para los cuatro.

    "Todo va a salir bien, ¿recuerdas?" le dijo él.

    Ella alzó la vista, encontrándose con esa sonrisa sincera, tan llena de amor. "Todo va a salir bien" repitió ella, retomando fuerzas, enderezándose en el asiento.
Imagen
Avatar de Usuario
Val Zelinski
Hufflepuff
Hufflepuff
 
Mensajes: 146
Registrado: 22 Sep 2016 10:22
Ubicación: Hufflepuff 7º

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Melwyn Blackwood » 12 Ene 2019 02:25

    Título: El reloj
    Tipo: Romance
    Personajes: Riurik Lodbrok, Melwyn Blackwood
    Comentarios: Es como una avalancha que yo no empecé.





    Cinco minutos no eran nada. Él llevaba años. ¿Qué eran cinco minutos en seis años? Eran un pestañeo en el tiempo, una ola desapareciendo en la arena. Riurik tenía cinco minutos, y más.

    Melwyn estaba recostada en la cama, boca arriba. Él estaba sobre ella sin tocarla: sus codos hundidos en el colchón a los costados de su cuello, sus piernas colgando en parte al borde de la cama. Su rostro enfrentado al de ella, sus miradas fijas intensamente en la del otro.

    Todo sobre ella era imperceptible, él estaba forzado a prestar mucha atención. Cualquiera se hubiera vuelto loco tratando de entenderla, pero él estaba demasiado liado en la locura. Ella le contaba las pecas, obsesivamente, para asegurarse que fuera él y no Shiloh Shipton usando la multijugos. No tenía sentido. Ella no tenía sentido.

    Riurik notó un sutil movimiento de la cabeza, un pestañeo y los labios apenas separados. Bajó la cabeza para encontrar esos labios con los propios. Ella se quedó quieta, uno, dos segundos. Pero finalmente movió sus labios contra los de él, suaves y húmedos.

    Su lengua entró en la boca de ella, cálida y secretamente hambrienta. Confiaba en que no lo mordería otra vez, y no lo hizo. Ella cerró los ojos, y movió un brazo. Sintió la mano de ella en su cuello, sus dedos en su cabello suavemente rozando su cuero cabelludo con las uñas.

    Sostuvo todo su peso con un solo codo y movió el otro brazo para reacomodarse en la cama sin cambiar drásticamente de posición. Sintió en el beso de ella una duda cuando se movió, pero luego retomó el ritmo. Riurik bajó la mano por completo, y apoyó suavemente las yemas de sus dedos sobre su vestido, la parte que cubría el muslo de ella.

    El beso se detuvo. Los ojos de Melwyn estaban muy abiertos otra vez, sus labios entreabiertos lo habían expulsado lentamente de su boca. Otra pausa, más segundos que se perdían en un reloj que él no llevaba.

    Melwyn movió ligeramente su pierna. Pero, por primera vez, no la alejó de la mano de Riurik. Él tomó la iniciativa de apoyar toda su mano contra el muslo, y ella seguía sin alejar su pierna. Lo miraba, fijo, contándole las pecas. La mano de Riurik encontró donde las telas se superposicionaban una sobre la otra, y tocó su piel.

    La escuchó suspirar y cerrar los ojos. Cinco minutos no era nada de tiempo.
Imagen
Avatar de Usuario
Melwyn Blackwood
Slytherin
Slytherin
 
Mensajes: 366
Registrado: 04 Jul 2014 05:31
Ubicación: Ayrshire, Escocia

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Sophia Wright » 14 Ene 2019 15:09

Título: Estrella fugaz
Tipo: Romance
Personajes:Sophia Wright - Mencionados: Mason Storstrand y Ben Donovan
Cantidad de Palabras: (opcional)
Comentarios: Me copié lo de poner en negro los otros personajes para mantener el misterio (?)

Recibió el beso de despedida de esa mañana y lo observó irse de la habitación sin levantarse de la cama todavía. Sentía algo diferente, pero Sophia lo atribuyó a sus ganas de quedarse acostada y no tener que levantarse para ir a trabajar. También a las ganas que le tenía a él y a que no le hubiera molestado esa mañana repetir lo de la noche anterior. No era el primer (y suponía que tampoco el último) chico que pasaba la noche en su casa, se suponía que estaba acostumbrada a que se fueran por la mañana. Incluso era un alivio, todavía se acordaba del tarado que se le había instalado en el baño y que encima pretendía tomarse un café en su cocina. Una locura. No tenía sentido que ahora quisiera que él se quedara o algo así.

Cuando dos minutos después de que él se fuera tomó la taza para preparar su desayuno, se dio cuenta qué era lo que estaba sintiendo. Ganas de sonreír. Sus labios le pedían curvarse y expresar lo que sentía en el pecho, algo así como alegría cada vez que pensaba en él. Sí, estaba sonriendo como una tonta, como una adolescente. Y ahí lo descubrió, tuvo la certeza. Tanta que tuvo que dejar la taza y escribirle urgente una nota a Ben para juntarse esa tarde.

"Me quiero morir, amiga. Me enamoré" le puso en el papel y se rió aunque estaba muerta de miedo. Al fin lo sabía; estaba enamorada de Mason.
Imagen
Avatar de Usuario
Sophia Wright
Ilvermorny
Ilvermorny
 
Mensajes: 210
Registrado: 17 May 2017 16:25
Ubicación: Londres, Inglaterra

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Julia Bellamy » 14 Ene 2019 23:05

Título: Si no te conociera
Tipo: Mmm ?¡?
Personajes: Andrew Hansford - Julia Bellamy

Un niño de primer año que iba pasando por el patio se resbaló justo delante de ellos. Julia instintivamente arrugó los ojos, como si pudiera imaginar el dolor del golpe que acababa de darse contra el suelo, pero la carcajada que había soltado Andrew la hizo mirar algo azorada a su compañero no-amigo. ¿Cómo podía reírse así? Y encima delante del chico que seguro estaba adolorido y avergonzado.

"¿Viste cómo cayó?" soltó Andrew entre risas "Ey, tú, debes mirar mejor por donde caminas" habló más fuerte para que el chico lo escuchara "¿O no aprendiste a atarte los cordones todavía?"

Julia lo miró de forma reprobatoria y negó con la cabeza, para luego acercarse a ayudar al niño para que se pusiera de pie. "¿Estás bien?" le preguntó "Ten cuidado" le dijo cuando él asintió con la cabeza y comenzó a andar despacio para irse de allí. Al regresar junto a Andrew, él seguía muerto de risa.

"Ya, para de reírte" le pidió. "¡Qué amargada!" contestó él, sin entender cómo ella no veía lo gracioso en la manera en la que el chico había caido. Julia volvió a mirarlo algo enojada y sujetó más fuerte su mochila, dispuesta a irse.

"Andrew, si no te conociera, me caerías fatal" dijo antes de dar media vuelta. Y eso fue suficiente para las risas terminaran.
Imagen
Avatar de Usuario
Julia Bellamy
Hufflepuff
Hufflepuff
 
Mensajes: 205
Registrado: 30 Ago 2017 18:52
Ubicación: Hufflepuff, 6to. año

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Hailey Johnson » 16 Ene 2019 02:08

Título: Dependencia
Tipo: Angst (?)
Personajes: Neve Mayhew & Winston Harrington




    Los primeros cinco minutos tras despertar siempre eran los peores. No siempre soñaba con ella, de hecho raramente soñaba. Dormir era un descanso de la realidad, bienvenido en su cabeza que entre tanto ocio estaba acostumbrándose a siempre terminar pensando en ella.

    Pensar en ella era algo que no comenzó de forma accidental. Entre las lechuzas con correos previsibles y aburridos del trabajo, recurría a recordar momentos a su lado que el tiempo no hacía más que idealizar. Un silencio ocupaba el sonido que alguna vez fue su risa, porque ya no podía reproducirla en su cabeza. Pensaba en todas las veces que podría haberla besado y no lo hizo. En las veces que la ofendió y no supo pedirle disculpas.

    Algunos días no hacía más que pensar en ella. A veces con nostalgia, a veces con arrepentimiento, incluso con lujuria. La vida diaria era apenas una distracción a revivirla en su cabeza. Como si se tratara de un virus que enfermaba cada una de sus células, reprogramándolas para solamente funcionar para tenerla presente, inescapable. Un virus que lo mantenía enfermo pero vivo.

    Por eso los cinco primeros minutos de su día eran los peores. Despertaba de una mente en blanco y quizás llegaba a bajar de la cama, o a lavarse los dientes, o salir de la habitación antes de pensar en ella. Pero nunca lograba pasar más de cinco minutos, al comienzo de cada día, envenenado con el arrepentimiento de no haber sido mejor con ella. No había alivio en saber que ella estaba con alguien mejor, que sin él estaba viviendo su mejor vida. Él la necesitaba, la extrañaba, la amaba.

    Empezar el día saber que no la merecía. Continuar el día extrañándola. Sobrevivir la noche deseándola. Y, al dormirse, saber que en realidad solamente pasarían cinco minutos sin ella en su cabeza. No valía la pena vivir sin pensar en ella.
Imagen
Avatar de Usuario
Hailey Johnson
 
Mensajes: 10
Registrado: 22 Jul 2018 01:29
Ubicación: Ravenclaw 4to

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Clifford Solomon » 24 Ene 2019 18:01

    Título: Mentalizarse
    Tipo: General
    Personajes: Caroline Rensselaer & Clifford Solomon
    Comentarios: Todo empezó con este BeyondMix, que me hizo acordar a esto. Y ya venía robando con Clifford gracias a esto. Para peor, escribe y formatear esto desde un celular. Perdón.




    El problema con las lechuzas era que tardaban demasiado. Hasta que enviaba una con el pedido y regresaba con el libro podían pasar dos días, si es que sabía el precio exacto del ejemplar. De no saberlo todo se alargaba dos lechuzas más, innecesariamente.

    Flourish and Blotts, en el callejón Diagon, siempre tenía mucha gente. Y, cuando no tenía, tardaban una eternidad en atenderla porque siempre estaban ocupados ordenando pilas y pilas de los libros populares del momento.

    Caroline necesitaba las cosas con urgencia. Si algo la había separado de sus colegas desde un principio había sido, aparte de su innata seriedad, la rapidez para cumplir con sus tareas. Había impresionado a jefes, alienado compañeros, y maravillado a pasantes.

    Mientras los demás fotógrafos intentaban capturar a sus sujetos con el mismo glamour indistinto, Caroline los conocía. Se informaba, planeaba alrededor de la persona en específico. Saciaba con sus tomas una curiosidad nacida delante y detrás del lente.

    Necesitaba una biografía de la Ministro de Magia, una que había sido escrita por un compañero de su infancia, ante de que llegara a ese puesto. No era fácil de encontrar, pero Caroline estaba tranquila. Esa mañana desayunó, guardó sus cosas en un bolso, y tomó la red flu hasta Black Books.

    La recibió el conocido olor a tabaco, las pilas de libros en el piso, las ventanas ennegrecidas del escaparate que no atraían clientes. Caroline no entendía cómo seguía en pie ese lugar, y más de una vez había soñado despierta con el hermoso café en el que podrían convertir la propiedad. Miró alrededor y, al notar que la librería estaba vacía, sacó su varita para librarse del hollín que inevitablemente acompañaba sus viajes por chimenea.

    "¿Hola?" dijo tentativamente, atenta a cualquier sonido, mientras su mirada se paseaba por los ejemplares de literatura clásica universal en las estanterías.

    La cabeza de Clifford se asomó por detrás de una cortina que separaba el área de la caja registradora de un ambiente que se suponía era habitable. Caroline no sabía si era una cocina, un depósito o una habitación, y quería continuar así.

    "Hola" saludó él, saliendo de detrás de la cortina. "Dime".

    "Necesito la biografía de la ministro que escribió... ¿Johnson, creo? Un compañero de Hogwarts de ella que solía ser amigo de la familia" fue directo al punto.

    Clifford asintió con la cabeza, alzó un dedo índice en el aire para pedirle un minuto y volvió a desaparecer detrás de la cortina.
    Caroline estuvo a punto de inhalar profundamente, pero el olor a cigarrillo era pesado en el aire y no la relajaría.

    "¿Millicent Bagnold: Tropiezos y aciertos de una bruja excepcional, de Jebediah Johnson, 1977?" preguntó la voz de Clifford desde atrás de la cortina.

    "Ese mismo" confirmó ella con una mínima sonrisa. Abrió su bolso, expectante a hacer el trámite con la rapidez usual. Clifford le daba el libro, pagaba, y volvía a desaparecer por la chimenea para continuar con su día.

    Esperó.

    Continuó esperando.

    De repente, un ruido fuerte, seco. Caroline se sobresaltó, pero no se movió del lugar. Hasta le pareció que una casi imperceptible capa de polvillo se levantó en el aire antes de regresar sobre todas las superficies de la librería.


    Esperó.

    "¿Todo bien ahí atrás?" se animó a preguntar. Silencio. Clifford era reservado, pero no tanto.

    Muy a su pesar se acercó a la cortina. Iba a apoyar la mano para hacerla a un lado y espiar, pero estaba tan sucia que decidió usar su varita. Aunque jamás había habido encanto como para romperlo viendo detrás de la cortina, un pesado aire a decepción la invadió al notar el oscuro y atiborrado pasillo. Torres de libros precariamente acomodados cubrían las paredes, con excepción de una pila desparramada en el piso.

    Y, debajo de esos libros, con su varita en una mano y el ejemplar de Johnson en la otra, Clifford.

    "Solomon, despierta" pidió, acercándose a él y comenzando a quitarle los libros de encima con un encantamiento. Caroline no venía a Black Books por la atmósfera, quizás no era el momento adecuado para sentir que estaba perdiendo su librería de cabecera, porque después de esto sería demasiado incómodo regresar.

    Los ojos de Clifford se abrieron, una mueca de dolor invadió por completo su rostro obligándolo a cerrarlos otra vez momentáneamente.

    "¿Estás bien?" preguntó, tomándolo de uno de sus flacuchos brazos para ayudarlo a levantarse.

    "Sí, estoy bien" dijo él, guardando la varita en el bolsillo y llevándose una mano a la cabeza. "Ah" abrió un ojo para mirarla. "Tu libro," se lo extendió mientras atravesaban la cortina "Carol".

    -Oh, Merlín- dijo ella, notando la sonrisa relajada y nada característica de Clifford mirándola. Si esa protuberancia en la sien no era la evidente señal de una contusión, el hecho de que Clifford seguía hablándole y sonriéndole tenía que ser prueba suficiente.
Imagen
Avatar de Usuario
Clifford Solomon
Hufflepuff
Hufflepuff
 
Mensajes: 265
Registrado: 05 Oct 2008 20:34
Ubicación: Hampshire

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Cecile Greengrass » 28 Ene 2019 12:02

Título: ¡¿Cartas?!
Tipo: DramaH
Personajes: Agatha McGee y Kevin Broadmoor.
Cantidad de Palabras: 531
Comentarios: Totalmente inspirada de Mason. PS: Espero que esa otra mujer sea Margot, gracias.


    Caminaban lado a lado por el sendero del parque sin decirse nada. Eso era lo que más le gustaba de ellos, que podían estar un rato largo sin sentirse obligados a hablar. Agatha era feliz solo con su compañía, aunque no fuese lo suficientemente valiente para admitirlo. Esperaba que él lo supiera.

    “Agatha” La llamó Kevin rompiendo el silencio.

    Ella lo miró sin decirle nada. Tenía las manos metidas en los bolsillos del abrigo, cubiertas por guantes. Había sido un enero particularmente frío.

    “Quiero que sepas que estoy muy orgulloso de ti y de lo que has logrado” Le dijo, caminando más lentamente hasta detenerse. Ella hizo lo mismo, dedicándole una sonrisa. “Y es por eso que creo que estás lista para dejar el programa”.

    Sus palabras le atravesaron peor que el frío y sintió una opresión en el pecho. Intentó con todas sus fuerzas no derrumbarse ahí mismo. Kevin se había vuelto una persona tan fundamental en su vida que no sabría qué hacer sin él. Era el único que no la veía como un ser extraño y vulnerable sino como una persona entera a la que le habían pasado cosas malas pero que no la definían. Sin eso, ¿qué tenía?

    “Pero...” Le salió decir. Pero, ¿Pero qué? ¿Qué le podía decir que hiciera que cambiara de opinión? ¿En realidad no estoy bien? ¿En realidad no estoy lista? Lo cierto es que sí estaba bien y que estaba preparada para vivir sin un mentor, de lo que no estaba preparada era para vivir sin Kevin.

    “Sé que te podrás asustar al principio, pero pasará. Tú y yo seguiremos en contacto. Me puedes escribir cuando quieras” Añadió, dándose cuenta que Agatha se estaba alterando.

    Cartas. Él quería que se intercambiaran cartas. No quería verla más. Se había cansado de ella, seguro.

    Miró al suelo y cerró los ojos.

    “Agatha” Le dijo y le tocó el hombro. Ella se apartó.

    “¿Por qué?” Preguntó ella, con los ojos aún cerrados y la cabeza gacha.

    Él suspiró.

    “Necesito irme lejos y porque creo que estás lista” Le contestó.

    Ella no respondió.

    “Además, ¿para qué quieres pasar más tiempo con un viejo como yo que de lo único que te puedo hablar es de bates y golpes?” Le dijo, intentando darle un poco de humor a sus palabras.

    “Porque para mí no eres solo un viejo, Kevin” Contestó tajante. Sus ojos estaban llenos de lágrimas pero ninguna había caído, todavía.

    Él no supo qué decir. Lo cierto que es se sentía muy mal ahora mismo y no sabía cómo mejorar la situación.

    “Kevin, yo...” Empezó, pero se cortó. No encontraba las palabras para decirle lo que sentía, aun sabiendo cuales eran. Así que en un arrebato sentimientos, Agatha se puso de puntillas y le plantó un beso en los labios. Lo logró porque él no se movió, sea por respeto o por el shock.

    Luego, nada. Silencio. Agatha, consciente de lo que había hecho y que probablemente había arruinado lo que ellos tenían se fue de ahí, caminando con rapidez. En el fondo esperaba que la siguiera, que le dijera que no pasaba nada, que volvieran a las cartas.

    Pero él no se movió.
Imagen
Avatar de Usuario
Cecile Greengrass
Slytherin
Slytherin
 
Mensajes: 83
Registrado: 03 Jul 2016 18:18
Ubicación: Slytherin, 5to

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Administracion » 02 Feb 2019 04:49

¡Gracias a todos los que participaron, se agradece mucho el esfuerzo! Ha llegado la hora de votar. Todos pueden votar, aunque no hayan escrito nada para el desafío: ¡siempre existe una próxima vez, todos queremos leerlos!

Participan todos los escritos, les recomendamos releerlos antes de votar para darle una chance justa a los participantes.

¿Ya has decidido cuál es tu favorito?
Puedes votar haciendo click aquí.

Anunciaremos a los ganadores dentro de una semana.
Imagen
Avatar de Usuario
Administracion
Administrador
 
Mensajes: 339
Registrado: 19 Oct 2006 00:06

Re: Desafío #21: 5 Minutos

Notapor Administracion » 13 Feb 2019 00:02

Imagen

¡Han llegado finalmente los resultados de la votación! Antes de anunciarlos, como si pudiéramos mantener sus ojos acá y no en la letra grande debajo, queríamos agradecer a todos los que participaron. Tanto escribiendo como leyendo y votando, todo ayuda a que mantengamos el foro activo y las historias floreciendo.


El primer puesto es para Melwyn Blackwood, con "El reloj".

El segundo puesto se lo lleva "Her", de Riurik Lodbrok. ¡Felicitaciones!

El tercer puesto es compartido entre Cecile Greengrass, con "¡¿Cartas?!" y Hailey Johnson con "Dependencia".


¡Felicitaciones a todos los que participaron, gracias por escribir tanto y compartirlo con todo el RPG!

Nos leemos, como siempre, en Beyond Hogwarts.
Imagen
Avatar de Usuario
Administracion
Administrador
 
Mensajes: 339
Registrado: 19 Oct 2006 00:06


Volver a Desafíos de Escritura y Arte

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

  • Advertisement
cron